Acerca de


Volver a Vicepresidentes

Jamey Rootes

Jamey Rootes

Presidente de los Houston Texans

Jamey Rootes sirve como presidente de los Houston Texans y es responsable de todas las funciones de negocio del club. Desde que se unió a los Texans, Rootes ha supervisado los esfuerzos del equipo para asegurar los derechos sobre el nombre del estadio y patrocinio. Coordinó relaciones de difusión de radio y TV, estuvo a cargo de la exitosa venta de boletos y suites de la campaña de ventas del club, dirigió la creación y el lanzamiento de la identidad del equipo y desarrolló la estrategia muy elogiada de servicio al cliente del equipo.

Bajo el liderazgo de Rootes, los Texans han obtenido muchas distinciones, entre las que se incluyen varios premios “Crystal Awards” por excelencia en marketing. J.D. Power & Associates ha reconocido al equipo por ofrecer la mejor experiencia para los aficionados en la NFL e incluso presentaron a los Texans como una historia exitosa de servicio en su libro titulado “Satisfaction”. Los Texans también fueron reconocidos con el premio PRISM del Sports Business Journal, el cual se otorga anualmente al mejor de los grandes equipos deportivos profesionales basándose en un criterio de excelencia en negocios. En 2014, los Texans han ampliado su racha de venta de boletos hasta agotarse a 132 juegos en casa consecutivos, un récord de la NFL para Houston y un testimonio de la calidad de servicio y entretenimiento que proporciona la organización el día del juego. Como resultado, los Texans han sido reconocidos continuamente como una de las franquicias deportivas profesionales de mayor valor tanto en la NFL como en todo el mundo, según es medido por varias publicaciones de negocios. En 2013 y 2014, el diario Houston Chronicle reconoció a los Texans como uno de los “mejores lugares de trabajo en Houston”.

El Sports Business Journal seleccionó dos veces a Rootes como miembro de su distinguida lista “Forty Under 40” de destacados ejecutivos deportivos. En 2014, el Stadium Business Awards nombró a Rootes como finalista para el galardón de Ejecutivo del Año. Rootes mantiene un papel activo en la comunidad y sirve en varias juntas directivas, entre las que se encuentran las de United Way, Greater Houston Convention and Visitors Bureau y la de Greater Houston Partnership, donde sirve como vicepresidente del año 2015. También supervisa las actividades de la Houston Texans Foundation, la cual generó más de $1 millón en 2014 para el beneficio de la juventud y familias del área de Houston. Desde su inicio, los Texans han ayudado a recaudar más de $22 millones por medio de eventos anuales de recaudación de fondos, programas de respuesta en casos de desastres, United Way y asociaciones con organizaciones sin fines de lucro el día del juego.

Antes de unirse a los Texans, Rootes ayudó con el lanzamiento de la Major League Soccer como presidente y gerente general del Columbus Crew. Durante su gestión, el Crew constantemente estuvo entre los equipos más sólidos de la liga dentro y fuera del campo, y a Rootes se le reconoció como el Ejecutivo del Año en 1996 y como Ejecutivo en Marketing del Año en 1999. Rootes ayudó con la dirección de la construcción del estadio Crew Stadium en 1999, que fue el primer estadio de este tipo en los Estados Unidos. Esta instalación ganó la distinción como la instalación para deportes más importante de los EE. UU. del año (America’s Foremost Sports Facility of the Year) y llevó al desarrollo de varios estadios específicamente para fútbol soccer a lo largo de los Estados Unidos en el transcurso de la última década, entre los que se encuentra el estadio BBVA Compass en Houston.

Rootes también sirve como presidente de Lone Star Sports & Entertainment (LSSE), una agencia de administración deportiva asociada con los Texans. LSSE ha servido de catalizador para algunos de los eventos deportivos más importantes de Houston. LSSE creó y ahora maneja el Texas Bowl, el único juego de tazón colegial de Houston. Durante los últimos nueve años, el Texas Bowl ha generado un impacto económico promedio de aproximadamente $30 millones al año, lo que es comparable a muchos juegos de tazón de primera clase. El juego constantemente atrae a grandes multitudes y, desde su inicio, ha sido el octavo juego de tazón que no es de la serie de campeonatos de Super Bowl con la mejor asistencia del país, con una asistencia promedio de más de 57,000 aficionados. El socio de la organización benéfica del Tazón, DePelchin Children’s Centers, ha recibido cerca de $1 millón como apoyo para su importante trabajo con la juventud y familias del área de Houston. En 2014, por primera vez el juego AdvoCare V100 Texas Bowl presentó equipos del Big 12 y de las conferencias Southeastern Conferences cuando el equipo de los Texas Longhorns jugó contra los Arkansas Razorbacks. Este juego de tazón del que se agotaron los boletos, fue el que mayor asistencia ha tenido en la historia de Houston, con la asistencia de 71,115 aficionados. El juego atrajo a 50,000 visitantes y tuvo un impacto económico de alrededor de $50 millones. También en 2014, LSSE fue el anfitrión del segundo juego anual AdvoCare Texas Kickoff, con la presentación de los LSU Tigers y los Wisconsin Badgers, que produjo la mayor multitud de fútbol americano colegial en la historia del estadio NRG Stadium con la participación de 71,599 aficionados. Los visitantes y el impacto económico fueron similares a los que se tuvieron con el Texas Bowl, y los eventos de la inauguración y clausura de estos dos juegos de fútbol colegial produjeron un beneficio comunitario combinado equivalente al del evento Final Four de Baloncesto de la NCAA.

Fuera del ámbito del fútbol americano, LSSE ha sido líder en el fútbol soccer, empezando con el juego en el que se enfrentaron los EE. UU. y México en 2003, el cual estableció un récord en asistencia a juegos de fútbol soccer haciendo que la selección de fútbol soccer de los EE. UU. diera un reconocimiento al estadio NRG Stadium otorgándole el premio como “La mejor afición al fútbol soccer del país” (Best Soccer Crowd in America). LSSE también ha sido anfitrión de grandes multitudes durante los juegos Interliga 2004-2006, la Copa de Oro en 2005 y los de Barcelona en Gira en 2006. El éxito obtenido en estos juegos resultó en el establecimiento en Houston de una franquicia de la Major League Soccer (MLS), el equipo de los Houston Dynamo en 2006, que es ahora dos veces campeón de la MLS y el cual juega en el estadio BBVA Compass Stadium que fue construido en los últimos años. Más recientemente, LSSE actuó como anfitrión de grandes multitudes durante los juegos de la Copa de Oro de los años 2007, 2009 y 2011, una multitud de más de 70,000 durante el juego de EE. UU. contra México en febrero de 2008, el primer juego de clasificación para la Copa del Mundo nunca antes jugado en Houston, en el juego de México contra Belice, y el juego All-Star de la MLS en 2010 con la participación del Manchester United, el cual estableció un nuevo récord de asistencia a un juego de fútbol soccer en el estadio NRG Stadium con una asistencia de 70,728. En total, LSSE ha sido el anfitrión de la Selección Mexicana trece (13) veces, con una asistencia promedio de más de 60,000 apasionados aficionados, estableciendo al estadio NRG Stadium como el hogar de El Tri en los Estados Unidos. LSSE también ha sido continuamente el anfitrión de multitudes récord para los juegos de rivalidad de fútbol americano colegial Battle of the Pineywoods, así como de importantes conciertos donde se presentaron Kenny Chesney, George Strait, Tim McGraw y otros artistas.

Originario de Stone Mountain, Ga., Rootes se graduó con honores del Calhoun Honors College de Clemson University y fue miembro del equipo de fútbol soccer de los Tigers que capturó dos títulos de la NCAA. Sirvió también como presidente del alumnado. Al mismo tiempo que estudiaba para obtener con honores una maestría en Administración de Empresas en Indiana University, sirvió como asistente del entrenador de fútbol soccer de los Hoosiers. Previamente y antes de dedicarse a los deportes, Rootes mantuvo puestos en IBM y Procter & Gamble. Vive en West University junto con su esposa, Melissa, y sus hijos, Christopher y Caroline.

Volver al principio